Carrer del Doctor Ferran, 72 08226 Terrassa - Barcelona

Ribera Cashback

Conectar comercios con usuarios, ganando todos por cada compra. Una simple ecuación que es la razón de ser de Cashback World, una empresa que fue fundada en el año 2003 en Austria y que en la actualidad cuenta con una red internacional con diez millones de afiliados con más de 90.000 establecimientos comerciales físicos y onlineen 47 países.

En España aterrizaron en 2011, y desde entonces cuentan con 1.800 tiendas de proximidad, y más de 300 comercios online. En total, 140.000 tarjetas entregadas. “Somos como un club de fidelización en el que las ventajas que recibe el usuario de nuestra tarjeta no son puntos sino dinero en efectivo por las compras que ha realizado”, especifica Joaquín García de la Brena, managing director de Lyoness Spain.

El usuario no recibe puntos que luego puede cambiar por regalos sino dinero en efectivo al alcanzar los diez euros

¿Cómo es su modus operandi? Image que usted almuerza en un restaurante y la factura es de 20 euros. Cuando realiza el pago, también presenta la tarjeta de Cashback World. Una aplicación recoge los datos, y le aplica en su haber, por ejemplo, el 5% de la misma. “El porcentaje varía entre el uno y el cinco por ciento. Primero se reembolsa en el perfil que tenemos en nuestra web y, una vez se alcanzan los diez euros, se hace el ingreso en la cuenta bancaria del cliente”, concreta García de la Brena.

Cashback World no es sacar dinero del comercio

El término cashback puede dar lugar a equívocos ya que existe otra modalidad, por definirlo así. Es la que ha puesto en marcha en España ING, DIA, Shell, Galp y Disa. En este caso, y en esos establecimientos, un usuario puede pagar con su tarjeta una cantidad superior a la estipulada en la compra en sí, recibiendo el resto en efectivo. Un ejemplo: en una gasolinera Galp usted reposta por valor de 20 euros, pero paga 30 euros. Los diez euros de diferencia se lo darán en efectivo.

Volviendo a Cashback World, su perfil de cliente abarca, por un lado, las pymes, el comercio tradicional o de barrio, y por otro, el comercio online. “Para que el comercio esté dentro de nuestra plataforma le ofrecemos mayor visibilidad y llegar a un mayor colectivo de usuarios con los que pueden hacer promociones”, sintetiza el directivo de Lyoness Spain.

Es decir, que lo que le ofrecen a la pyme es un programa de fidelización propio. Puede tener la tarjeta con su propio diseño o personalizada con la imagen de su negocio. Y al tener el mismo programa tanto un restaurante, como una peluquería o una asesoría, puede crear un hábito de compra mucho mayor ya que se puede usar en varios en sitios. Dicho de otra manera, no es la tarjeta de un Carrefour, que sólo suma si se compra en dicho establecimiento. Con Cashback World es posible de utilizar en todos los establecimientos adheridos, incluidos los de fuera de nuestras fronteras.

“El negocio para nosotros está en la compra. El comercio nos paga una comisión cuando se ejecuta una compra”, explica Joaquín García de la Brena. No es por tráfico de personas, sino por éxito. “Por eso a los comercios les encanta la opción, porque es una manera de controlar su gasto de publicidad o de marketing”, añade. ¿Comisión para Cashback World? Varía desde un 4% hasta un 20% por compra realizada.

Tres son las formas de conseguir la tarjeta: en ocasiones las proporciona el propio comercio; en otras, se puede solicitar en su página web; y la tercera es a través de colectivos. Por ejemplo, tienen acuerdos con MotoGP, con la Confederación Española de Comercio, y con AutoTaxi.

De momento son ciudades como Pamplona (con más de 120 comercios adheridos), Vitoria, o Alicante donde están teniendo más aceptación Cashback World. Urbes no tan grandes como Madrid o Barcelona y donde es posible ir de un lado a otro a pie, y no tener que coger el coche para trasladarse de un establecimiento a otro. ”Queremos seguir expandiéndonos negociando con colectivos para que el número de clientes se incremente de manera más rápida. En cinco años queremos tener diez millones de clientes en España y más de 100.000 comercios”, concluye Joaquín García de la Brena.